HISTORIA DEL COLEGIO

La educación católica en el desarrollo de San Bernardo

Antecedentes Históricos

      La pequeña ciudad de San Bernardo, fundada en 1821, por Don Domingo Eyzaguirre, había florecido como una hermosa Villa situada a 16 km. de Santiago. Su condición de mayor altura, clima agradable y variadas quintas, servía de lugar de descanso y veraneo a numerosas familias de Santiago y también de residencia estable para muchas de ellas, lo que había sido factor de crecimiento y progreso y tierra propicia para la educación que se fue desarrollando en ella.

En el año 1907, conducida por la Divina Providencia, llegaron a San Bernardo, las Hermanas de la Congregación de la Caridad Cristiana de la Inmaculada Concepción, Instituto fundado en Alemania, por la Madre Paulina von Mallinckrodt, que se había establecido en Chile, en 1874, primeramente en la ciudad de Ancud.

Rápidamente se extendió su apostolado al Servicio de la educación católica de la niñez, pues decía la Madre Fundadora que "de la formación en la fe, depende la felicidad personal y de la sociedad". Y fue necesario trasladar la Casa Provincial at Concepción y luego, como intento de acercamiento a la capital del país, encontró en San Bernardo, el lugar que Dios le tenía preparado. Las Hnas. Tuvieron la alegría de encontrar una hermosa casa quinta perteneciente a la Sra. Adela Pérez de Balmaceda, viuda de un ex Embajador ante la Santa Sede. La casa, situada en el ángulo formado por las calles Eyzaguirre y O"Higgins, ofrecía una hermosa vista desde la plaza Una puerta de reja, daba entrada a un parque que ocupaba la mayor parte de la quinta y un jardín artísticamente diseñado y embellecido por cinco surtidores que caían sobre fuentes en figura de pequeños lagos y se unían por frágiles puentecitos. Diversas y hermosas flores completaban el parque que contaba con valiosos arboles: cedros, palmeras y cinamomos, además de árboles frutales. Completaba la belleza de esta mansión un hermoso kiosko construido en una pequeña colina artificial, que aún se conserva.

Aunque esta quinta pareció demasiado bonita para una comunidad religiosa, lo que más interesaba era la Casa, que no llamaba mayormente la atención De un solo piso, de construcción muy sólida se extendía por toda la cuadra de O"Higgins. Daba entrada a la casa una gran puerta colocada a muy corta distancia de la calle Urmeneta. A la dueña le costaba desprenderse de ella, por ser herencia materna, pero se decidió, por dejarla en manos de una congregación religiosa y para los fines a que se destinaba. Su precio fue de ochenta mil pesos. Las Hermanas se trasladaron desde Concepción a San Bernardo el 28 de Septiembre de 1907. El grupo que llegaba a inaugurar la nueva Casa Provincial, se componía de:

  • 8 Hermanas Profesas
  • 17 Novicias
  • 9 Postulantes
  • Quienes quedaron encantadas con la maravillosa vista que les ofrecía la casa que sería su nuevo Convento. La primera sala arreglada, por supuesto fue la pequeña Capilla en uno de los salones, para agradecer al Señor esta morada y poder contar con el lugar de encuentro con el Señor y celebración diaria de la Sta. Misa, Durante el resto del año 1907 las Hermanas acomodaron todo y fueron conociendo el entorno. Así pudieron celebrar el Mes de María con la vecindad y la primera Navidad en su nueva residencia.

    APOSTOLADO EDUCACIONAL

    El apostolado principal de la Congregación en Alemania, era la educación católica de la niñez y juventud, por lo cual la mayor parte de las Hermanas eran profesoras y las Hnas. Chilenas que comenzaron a ingresar en Chile recibían esa formación.

    NACE EL COLEGIO INMACULADA CONCEPCION de SAN BERNARDO

    En el mes de Marzo de 1908, a petición de algunas familias, las Hermanas abrieron un pequeño Colegio haciendo las adecuaciones del caso en la casa existente. Se habilitaron tres pequeñas salas y un patio que ofreciera a las alumnas el espacio suficiente para el comienzo. Bajo la sabia y prudente dirección de Sor Joachina Koepf se inició esta actividad de las Hermanas según los Planes de la escuela primaria alemana: Los Ramos Fundamentales eran Idioma Patrio y Matemáticas, Artes decorativas, dibujo y pinturas, Labores manuales de diversos aspectos y como Ramo principal, la Religión y Moral. Idiomas y Contabilidad doméstica, integraban el Programa. En un comienzo el número de alumnas fue alrededor de 50 , pero aumento de año en año, de modo que dos años después se ampliaron las dependencias del Colegio, se construyó un segundo piso, disponiendo también ya de una pequeña Capilla habilitada en 1910. Entraban al año del Centenario de la Republica.

    Sobre este acontecimiento, leemos en nuestras Crónicas: "En ese año todo Chile se preparaba con mucho entusiasmo para celebrar los 100 años de la independencia de España, y en medio de estos preparativos el Señor de Vida y Muerte, llevo repentinamente al Presidente de la Republica, Don Pedro Montt y pronto también a su reemplazante en el cargo. Por lo que las festividades se atrasaron por un mes. Nosotras, como religiosas no tomamos parte en festividades civiles, pero Chile nos había acogido y seguía apoyándonos cordialmente y no podíamos quedarnos al margen. Participamos de las celebraciones religiosas y en dar alegrías a nuestras alumnas de los Colegio y las protegidas de las Casa de Huérfanas y enfermos de los Hospitales."

    Horario de funcionamiento del Colegio:

  • Mañana: Entrada: 8 a las 8:30 Salida; 11:03
  • Tarde: Entrada a las 13:30 y Salida a las 16:30 hrs.

  • En 1931 se rindieron los primeros Exámenes validos ante comisión del Estado.
    Todas las alumnas que se presentaron, fueron promovidas...

    El continuo aumento del alumnado había hecho necesario ampliar el Colegio, lo que se concretó en algunas pequeñas adecuaciones, especialmente en 1934, pero en 1949, Sor Nomicia Schmücker, se dedicó a construir un edificio grande para el Colegio, en calle Eyzaguirre. (el que hoy ocupa la Enseñanza Básica). A1 comenzar el año 1950, el edificio no estaba en condiciones de ser ocupado todavía, pero tanto el profesorado como el alumnado se acomodaron a las circunstancias. San José cuido que no faltaran los recursos económicos y también las alumnas y sus padres colaboraron generosamente.

    Sor Nomicia Schmücker, la dinámica Directora del Colegio por varios años, fue distinguida por el Gobierno en 1949, con la Medalla al Mérito General Bernardo O"Higgins, por su incansable trabajo por la juventud estudiantil. En el curso de los años posteriores, recibieron también esta distinción otras Hermanas: Sor Facundina Schmidts, Sor Paciencia Thiele, Sor Winifred Okon, Sor Waldefrida Brülls, Sor Egfrida Golücke y Sor Theodora Klenner.

    En esa época el Colegio contaba con un profesorado formado casi exclusivamente de religiosas, mucho espíritu de superación y responsabilidad de la misión de educar tanto en el aspecto académico como en la formación cristiana. Con las alumnas se participaba activamente en las ceremonias religiosas de la Parroquia. En ese tiempo, la procesión de Corpus Christi alrededor de la Plaza era muy concurrida y para el Colegio tenía mucho significado, pues la devoción al Santísimo Sacramento es parte constitutiva de nuestra espiritualidad Eucarística, heredada de la Madre Fundadora, Io que ha dado siempre un lugar preferencial a la Santa Misa en las actividades del Colegio.

    El año 1949, el Colegio participó en la celebración del CENTENARIO DE LA CONGREGACIÓN y las alumnas crearon un Estandarte propio y simbólico: Una azucena blanca en medio de una estrella con fondo azul claro, rodeada por tres anillos dorados con la leyendas "ADELANTE CON VALOR", Representa La Virgen María, como Madre y los anillos, las virtudes de Fe, Esperanza y Caridad. Este Estandarte se envió a todos los otros Colegios Inmaculada Concepción y hasta hoy preside los desfiles y celebraciones de las alumnas.

    En 1951, se completaron los cursos de Humanidades, y al año siguiente el Colegio recibió el privilegio de Notas Reconocidas por el Ministerio de Educación.

    Junto con el crecimiento del Colegio, se fue configurando una verdadera comunidad en que los Padres de las alumnas participaban activamente constituyéndose en 1952 como "CENTRO DE PADRES."

    También las exalumnas del Colegio decidieron organizarse, para continuar su relación con el establecimiento como CENTRO DE EXALUMNAS.

    FELIZ CINCUENTENARIO

    En 1958, el Colegio celebro sus 50 años con mucho entusiasmo y Gratitud al Señor por las bendiciones recibidas en ese periodo. Contaba con 545 alumnas.

    Tanto las alumnas como los Padres y Exalumnas, expresaron su alegría con actividades religiosas, culturales y deportivas, en las que participaron también delegaciones de los Colegios vecinos de Santiago, San Femando y Curicó. La ceremonia central fue la Santa Misa en Ia hermosa Capilla del Convento, recientemente ampliada en dos naves laterales para un mejor servicio a las ceremonias de las alumnas.

    Este Aniversario dejo en todo un grato recuerdo y el impulso para continuar trabajando por el engrandecimiento del Colegio que daba frutos a la Comunidad de San Bernardo.

    ESPIRITUALIDAD MARIANA

    La inspiración del modelo en la formación de personalidades femeninas ha sido siempre para el Colegio Inmaculada Concepción, cuyo Nombre tiene el privilegio de llevar nuestra Congregación y todos los Colegios de ella.

    Desde años anteriores, las alumnas de los cursos superiores, formaban parte de la Organización Hijas de María, y las pequeñas de los cursos de Preparatorias, a partir de la Primera Comunión, pertenecían a la Cruzada Eucarística.

    Con el deseo de participar de su protección más allá del Convento y el Colegio, se construyó en la esquina de la quinta frente a la plaza, una Ermita que se repite hacia el interior del jardín y que fue bendecida en Enero de 1960, que ha sido lugar de encuentro con la Madre de Jesús, no solo para las alumnas, religiosas y personal, sino también para toda persona que pasa ante Ella se detiene a confiarle sus cuitas y necesidades. Flores, velas y limosnas han dado testimonio de la veneración y confianza que la ciudad de San Bernardo profesa a la querida Madre del Señor.

    En el año 2004, se celebré tanto en el Colegio como en toda la Provincia religiosa, los 150 años de la Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción, por el papa Pio IX. Se realizaron jornadas y actos especiales en honor de la Santísima Virgen, especialmente el 8 de Diciembre.

    DESARROLLO ACADEMICO

    El Colegio procura dar una Formación integral a sus alumnas, por lo que decide, en conjunto con los programas oficiales, organizar actividades extra programáticas para el desarrollo de aptitudes e intereses personales.

    En el año 1966, se puso en marcha la Reforma Educacional, que prolongaba la Enseñanza Básica en ocho años, y redujo las Humanidades a Cuatro años de Enseñanza Media, bifurcándose en dos modalidades: Humanística - Científica y Técnica - Profesional. En la modalidad Humanística - Científica del Colegio de San Bernardo, el profesorado asistió a cursos de verano en la Universidad Católica, para prepararse convenientemente a los nuevos Programas de estudio.

    En este tiempo el profesorado se había ampliado considerablemente y fue necesario complementar la planta docente con profesorado seglar. Entre ellas figuraron muchas que eran ex alumnas del Colegio.

    También las estructuras del Colegio se fueron perfeccionando de acuerdo a las innovaciones pedagógicas, por ejemplo, Laboratorios de Química, Física, Idiomas Bibliotecas, patios para deportes, cancha de Básquetbol. Al mismo tiempo se implementa el material didáctico adecuado y moderno. En el año 1968, el Colegio confecciono su "Guía Pedagógica", que definió la línea filosófica de nuestros Colegios, como organización educacional católica, y que fue el primer paso para estructurar en el año 1977, el PROYECTO EDUCATIVO, como Colegio de la Red Inmaculada Concepción con su ideal de sólida formación académica, sustentada en valores cristianos. En ese año se dio a conocer a través de los Centros de Padres y hasta el presente, con las adecuaciones pertinentes, es el instrumento que orienta a los padres en el momento de solicitar el ingreso de sus hijas al Colegio.

    En 1969, se organiza el Colegio como "Comunidad Escolar" en base a Departamentos con funciones específicas:

    1) Departamento Pastoral, encargado de dar el ambiente cristiano propio y la formación espiritual de las alumnas y el personal, con los rubros:

  • Doctrinal
  • Litúrgico
  • Comunitario
  • de servicio solidario, a través de acciones sociales.
  • 2) Departamento Técnico-Pedagógico, encargado de todo lo que se relaciona con el sistema de enseñanza- aprendizaje, evaluación.

    3) Departamento de Orientación Personal, para la orientación de las alumnas e inspectoría.

    En el año 1970, el Colegio contaba ya con una matrícula de 700 alumnas y se hacía estrecho para las nuevas actividades. El Centro de Padres asumió la responsabilidad de acondicionar el patio contiguo a la Capilla, con una techumbre que lo habilitó como lugar de reunión para ocasiones de concurrencia masiva.

    VIDA CRISTIANA Y RELACION CON LA IGLESIA

    Como Colegio católico, se procuró mantener en él un ambiente de acuerdo a su estilo: la Oración de la mañana, las Misas de los primeros viernes de mes en honor al Sagrado Corazón de Jesús, los ejercicios y campañas de Cuaresma, el Mes de María en Noviembre. También la preparación para los Sacramentos y las hermosas ceremonias de Primera Comunión para las alumnas de Básicas y de Confirmación para los III° medios. Las Jornadas y Retiros espirituales tanto para alumnas como para el profesorado, que es el estamento de relación constante con las alumnas, y además de larga permanencia en el Colegio.

    Por ejemplo, la profesora de Artes Plásticas, srta. Juana Arroyo, en el año 1987 recibió del Obispado la condecoración de Santiago Apóstol, por su labor de 25 años en un Colegio de Iglesia.

    En la década del 70 se dio gran importancia a la Pastoral juvenil, centrada en el Sacramento de la Confirmación que hace a las jóvenes conscientes de su compromiso con la Fe y su responsabilidad de participar en actividades de Evangelización. Se comenzó con catequesis en grupos parroquiales, y cursos de Alfabetización en medios de baja escolaridad de adultos o jóvenes.

    Las relaciones con la Jerarquía, han sido siempre muy cordiales y las normas de nuestra Iglesia son importantes para nuestro Colegio. El acontecimiento del Concilio Vaticano II no fue ajeno a la vida escolar y la persona del Papa Juan XXIII, fue muy admirada en las generaciones de esa década.

    En aceptación a directivas del Concilio de mayor participación de los Institutos religiosos en la vida de los Laicos, el Colegio dedicó Hermanas para colaborar en el Liceo de Niñas de San Bernardo, impartiendo la Asignatura de Religión, que figuraba en el Plan de Estudios del Ministerio de Educación.

    Otro punto de relación con la Iglesia, fueron los viajes a Roma, por diferentes motivos, Las Hermanas tenían el privilegio y la alegría de ser recibidas por el Sto. Padre del momento.

    VIDA ECLESIAL JUVENIL

    Siempre el Colegio ha vibrado con los acontecimientos de Iglesia en relación con la juventud. El gran Papa Juan Pablo II, gozó de la admiración para las alumnas más grandes, quienes supieron organizarse para participar aquí en Chile en el ENCUENTRO CONTINENTAL DE JÓVENES del año 1998, que reunió a más de 500.000 jóvenes de toda América, en una hermosa experiencia. Más adelante, participaron en los Encuentros de Jóvenes con el Sto. Padre, en Roma y Colonia. Los Sres. Obispos, han sido muy buenos amigos, haciéndose presentes en los grandes acontecimientos del Colegio y la Congregación...

    Cardenal Silvia Henríquez, Monseñor Munita Eyzaguirre. Cordiales recuerdos también se guardan del párroco Mons. Ignacio Ortúzar.

    En Agosto de 1987, el Colegio se unió a la recepción oficial de monseñor Orozimbo Fuenzalida, que venía desde Los Ángeles para hacerse cargo de la nueva Diócesis de San Bernardo, con la presencia de todas las autoridades locales, otros Superiores de Iglesia de Santiago y también de Gobierno. Actualmente se destaca la relación con nuestro Obispo Monseñor Juan Ignacio González Errázuriz, que acompañó al Colegio en la celebración de su Centenario en el año 2008 .El Colegio, por su lado, participa en actividades de la Iglesia, por ej. Las Campañas de Cuaresma, además las mayores, en las peregrinaciones al Santuario de Sta. Teresa de los Andes, y en las Campañas frente a catástrofes, todo lo cual es parte de la formación religiosa y de Caridad. "Tuve hambre y me diste de comer, etc" dice el Señor, y eso lo llevan muy claro las alumnas.

    Al finalizar el año 1999, el Colegio tuvo el privilegio, en la última quincena de Diciembre de facilitar algunas de sus dependencias para la celebración de la Sta. Misa dominical, mientras de ultimaban los preparativos para la Inauguración de la Catedral de San Bernardo el 24 de Diciembre. Por ese motivo, siendo las 23 hrs, nos reunimos en el patio del Colegio, donde todos los fíeles estaban convocados, para iniciar con nuestros Pastores, la solemne procesión con el Niño Jesús hacia la Catedral que estaba ya casi terminada. Se abrieron las puertas y fue emocionante pisar por primera vez esta nueva, bella y magnífica Casa del Señor en un momento tan significativo de la Historia de la Iglesia, en que en Roma, el Sto. Padre Juan Pablo II abría la Puerta Santa inaugurando el Año Santo Jubilar.

    En la Misa de medianoche el Sr. Obispo hizo entrega sus fieles de esa joya de Catedral. Pudiendo ganar los asistentes por primera vez, la Indulgencia Plenaria del Año Santo de Gracias.

    CRECIMIENTO COMUNITARIO Y MATERIAL

    Cada año el Centro de Padres, colabora con implementación en las áreas que pueden mejorar la entrega de la enseñanza y la comunicación en el entorno.

    Las alumnas también hacen Sugerencias en aspectos que las involucran, a través de su organización de Centro de Alumnas, en el cual se van ejerciendo su participación que las prepara para la vida ciudadana y se descubren aptitudes de liderazgo.

    En 1983, el Colegio recordó con alegría y entusiasmo sus 75 años de vida, y la mejor noticia fue el inicio de la obra de ampliación del Colegio en el terreno adquirido por la Congregación en Avenida Colón, colindante con el Colegio. El terreno fue bendecido el 30 de Noviembre, con asistencia de las Hermanas de la Casa Provincial y representante de todos los estamentos del Colegio.

    El año 1984, fue de construcción y de alegría para las moradoras del Colegio al ver levantarse desde los cimientos el nuevo edificio. Esto marcó también las actividades del centro de Padres, que dirigió todos sus esfuerzos en actividades que les permitiera reunir fondos para colaborar en la implementación de mobiliario del nuevo edificio, especialmente el Salón Auditórium con 207 butacas, el alfombrado y cortinaje.

    El proyecto incluía la inauguración del nuevo Colegio en el mes de Marzo de 1985. Efectivamente fue entregado por la Empresa Constructora en ese año. En el Primer piso se encuentran las salas de Oficinas principales, un amplio hall de acceso salas de recibo, un Oratorio, con la presencia de Jesús Sacramentado. También Biblioteca y el sector de Pre Básica. El Segundo piso cuenta con ocho salas de clases, Inspectoría de piso, comedor de Profesores y sala de Profesores.

    El Tercer piso cuenta con 6 salas de clases, sala de Música y una amplia sala para la instalación de la computación. Una mansarda con varios talleres.

    Los meses de verano fueron de intenso trabajo para equipar totalmente el nuevo edificio. Por su parte, el edificio existente de Eyzaguirre se pintó con los mismos colores del nuevo. Llegó el mes de Marzo y todo estaba a punto para recibir al alumnado y profesores, cuando de pronto intervino el Señor y sufrimos la gran prueba de paciencia con el Terremoto del 3 de Marzo de 1985 que azotó la zona central y echó por tierra muchos esfuerzos, dañando el edificio de calle Eyzaguirre, pero el recién construido de calle Urmeneta, permaneció intacto. Rápidamente se comenzaron los trabajos de reparación por Eyzaguirre y el 18 de Marzo se pudo comenzar las clases.

    El alumnado llegaba a 1070 alumnas. Se dio término a la doble jornada anterior. En el local de Eyzaguirre funcionaron los cursos de Io a 6o Básico, y en el nuevo edificio de Urmeneta el resto de los cursos y las Oficinas correspondientes, con alegría de todos.

    A fines de octubre se inició la construcción de un Gimnasio tan necesario y que da a la calle Colón, con todo el equipamiento moderno. A la vez ha servido para Asambleas y Actos oficiales de mucha concurrencia. Igualmente para eventos de Iglesia, por ejemplo la hermosa Exposición de la Sábana Santa que reunió a miles de personas de San Bernardo.

    CAMPO DEPORTIVO

    En los últimos años de la década del 90 el Centro de Padres se propuso la compra de un campo Deportivo que sirviera para campeonatos del Colegio y diversas actividades de afianzamiento de la comunidad. Finalmente en 1999, se adquirió un lugar implementado por el Centro de Padres con las canchas y áreas correspondientes, bendecido en el mes de Agosto, que es mantenido por ese Directorio y con buen aprovechamiento del alumnado y apoderados.

    CAMBIOS SIGNIFICATIVOS

    Los padres de familia habían propuesto y solicitado a la Dirección del Colegio la posibilidad de recibir los hermanos de las alumnas, y después de estudiar condiciones y realizar las adecuaciones en la estructura, el año 2003 se comenzó con alumnado mixto en Pre Básica y actualmente ya cursan Tercer Año de E.Media.

    Igualmente se estudió la situación económica de las familias, producida por las crisis del país y se determinó el cambio de sistema: de Colegio Particular Pagado a Particular de Financiamiento Compartido.

    COLEGIO CENTENARIO

    Con gran entusiasmo el Colegio se preparó con mucha anticipación a celebrar, en el año 2008, su Centenario al servicio de la Educación católica, como contribución al desarrollo cultural de la ciudad que 100 años antes lo vio nacer y crecer hasta llegar a ser un árbol vigoroso que ha producido frutos en abundancia.

    Con un nutrido Programa de actividades culturales, religiosas, sociales, deportivas, para las alumnas, los padres y apoderados, las ex alumnas y la comunidad local, el Colegio recordó lo que habían sido esos Cien años, tan ricos en acontecimientos de todo orden, pero siempre conducidos por la Mano providente del Señor de la Historia y la presencia maternal de María Inmaculada.

    Los muros del Colegio volvieron a resonar con el entusiasmo de una generación de nuevas costumbres, pero siempre vigorosa e idealista. Especial relevancia dio a la celebración Centenaria, la presencia de las Exalumnas que, según su costumbre se reunieron en la Semana del Aniversario, pero en una cantidad que llamaba la atención. A la Misa que dio inicio a su fiesta llegaron en tan gran número que la Capilla con sus tres naves se hizo pequeña para contener a las setecientas y más señoras, personas de edad y jovencitas que venían a recordar sus hermosos tiempos de estudiantes y dar gracias al Señor por la protección a través de los años en que se formaron sucesivas generaciones.

    En diferentes áreas de la sociedad se pueden encontrar sus nombres: en la Educacional, Cultural, de la Salud, la Política, en el ámbito de la Iglesia, etc. Se puede encontrar de pronto una persona que se dice Exalumna del Colegio Inmaculada Concepción.

    En nuestro mismo Colegio encontramos una gran cantidad de profesoras que después de la Universidad, regresaron a sus aulas en diferentes años y cargos portando el espíritu recibido en los años de infancia y juventud. También en otros establecimientos educacionales de la ciudad. La actual Directora del Liceo de Niñas, Srta Gema Muñoz Leyton. La educadora de Párvulos, dueña del Jardín Sta. Cecilia de Sn. Bdo, Sra. Ana María Letelier Cornejo, etc.

    El Hospital de la ciudad cuenta con varias profesionales de la Salud, también egresada de estas aulas. Igualmente el Servicio Público de la Municipalidad, área de Cultura está integrada por nuestras exalumnas. y al frente de la Alcaldía, desempeña su misión frente a la Comuna, la Sra Nora Cuevas.

    REFLEXIÓN FINAL

    "El árbol se conoce por sus frutos", dice el Señor, y el Colegio ha procurado ir entregando a través del tiempo las personas que la sociedad necesita para que los valores humanos y cristianos iluminen los caminos de nuestra Patria a través del tiempo. Porque dice el Proyecto Educativo:

    "Procuramos vivir en la acción educativa diaria el legado pedagógico de la Madre Paulina: el amor a Dios, la devoción a María Inmaculada y el servicio al prójimo.

    Procuramos que toda la enseñanza de nuestros Colegios establezca un diálogo entre la Fe y el conjunto de conocimientos, valores, actitudes y comportamientos para lograr la síntesis entre Fe- Cultura, Fe y Vida.

    Creemos en una educación humanista cristiana católica. Que busca el desarrollo armónico de la persona y que la prepara para la realización de su Proyecto de vida.

    Creemos en una pedagogía que educa para la paz, la solidaridad, la convivencia y la fraternidad entre los pueblos.

    Creemos que la familia es la primera educadora de los hijos y que el Colegio acompaña ofreciéndole medios y oportunidades para asumir su misión formativa."

    Ahora se inicia una nueva era, con diferentes Modalidades, pero con el mismo espíritu, que es el que da Vida. El Ideal de PAULINA CONTINÚA HACIÉNDOSE POSIBLE EN EL TIEMPO.

    GRATITUD

    Gratitud a esta buena tierra de San Bernardo, que hizo fructificar la semilla de la Educación en la Fe.

    Gratitud a las numerosas familias que confiaron la niñez y juventud al Colegio, infundiendo vida, alegría y piedad a esta Institución Centenaria que avanza diciendo siempre:

    "Adelante con valor. Somos el futuro que camina. Con María lo hemos de lograr".

    Galería de Fotos

    Ubicación